Cuestión de narices

 También puedes leer este post en inglés / You can also read this post in English 

 

Cuándo salís a comprar el pan, cuando pasáis a un centro comercial e inevitablemente diferentes aromas os inundan por donde quiera que vais, o simplemente cuando vais al cine y el inigualable olor de las palomitas recién hechas os hace sonreír del mismo modo que normalmente lo consigue el café.

El Marketing es más que teoría, el Marketing está en todo lo que nos rodea, incluso en aquellos aromas que percibimos en cada experiencia.

No solo podemos atribuir los aromas a los perfumes y las colonias y sus marcas, si no que existe una multitud de variantes más con las que si te detienes unos minutos a pensarlo, te darás cuenta de que ya no  solo es cada marca, si no que cada empresa, (en el caso de que lo tenga) tiene su propia esencia olfativa.

Todo esto os lo cuento por que hoy vengo a hablaros del Marketing olfativo.
Ya que al igual mucho de nosotros somos hábiles en los recuerdos de nuestra infancia en lo que respecta al olor de personas, lugares, productos, experiencias, o simplemente de detalles de nuestra vida; También lo somos a la hora de poseer una determinada memoria olfativa en lo que respecta al mundo actual que nos rodea.

Esto lo saben muchos de los expertos en Marketing, y por eso utilizan un determinado aroma que resulta el elemento identificador necesario para potenciar la imagen de nuestra marca.

¿Cuántas veces habéis podido oler determinado aroma y seguidamente lo habéis relacionado con una marca? 
Las Grandes marcas como Bershka, Blanco, Abercrombie, Natura, etc.; Utilizan combinaciones de fragancias que diseñan para potenciar los valores y la identidad de la marca a la que representan para provocar así el efecto recordatorio que más tarde nosotros sentimos.

Os puedo asegurar, que si de verdad os interesa todo esto del Marketing olfativo,  lo que yo os he venido a contar no es más que la introducción a una amplia variedad de técnicas olfativas que se utilizan.

Sin embargo, y tal y como vine diciendo artículos anteriores, el Marketing es como la felicidad: Se debe aplicar en pequeñas dosis. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>