Marketing emocional: El poder de las emociones

 También puedes leer este post en inglés / You can also read this post in English 

 

Fue uno de los primeros temas que me dispuse a comentar cuando comenzaba el año, y sin duda será un tema que seguirá dando mucho de qué hablar.
Y es que una cosa es clara, que funciona. Por eso cada vez más son las marcas que recurren al Marketing emocional como estrategia publicitaria.

En enero hablábamos de Balay y de cómo no terminaba de cuajar del todo lo que había comenzado siendo una campaña emocional en su totalidad. A día de hoy, y junto a este último, son interminables los ejemplos que podríamos poner en lo que a este tema se refiere.

La cercanía con los consumidores como conseguir no solo llamar su atención si no cautivarlos, es algo que cada día está más presente. Si de tocar la fibra sensible se trata, solo los mejores lo consiguen.

La cuestión de todo esto es que el Marketing emocional funciona por que va directo a las emociones. 

Somo seres irracionales y por ello, son muchas veces los impulsos los que toman el control de nuestras decisiones. Y es que, inevitablemente, las emociones se encuentran estrechamente relacionadas con nuestra naturaleza. Los sentimientos mandan, y esto el Marketing lo sabe. 

“Las emociones estimulan la mente 3.000 veces más rápidamente que el pensamiento regular

Es precisamente por esto por lo que la emoción es tan poderosa y en consecuencia, persuasiva, a la hora de tomar decisiones.

Coca-Cola, Heineken, Campofrío, Nestlé, BMW, Harley-Davidson…; la lista es interminable.  Cada vez son más las marcas que buscan satisfacer necesidades emocionales, ya sean más sentimentales como el último ejemplo de McDonald’s, o más aventureras, y con ansia de libertad y rebeldía como es el caso de Voll-Damm que os adjunto a continuación.

Conseguir llamar la atención no es fácil hoy en día. Hasta a el Marketing emocional nos hemos acostumbrado… ¿Cómo conseguir entonces captar de nuevo nuestro interés y focalizar nuestras emociones de nuevo en lo que las distintas marcas pueden ofrecernos?

La verdad es que somos tan imprevisibles como irracionales y precisamente por eso, y debido a nuestras necesidades cambiantes nunca podremos definir nada claro. Lo que si podemos asegurar es que si de necesidades se trata, en las emociones se encuentra la respuesta.

Un spot publicitario que ha llamado la atención y que ha sorprendido bastante es el de Kas y “Los deseos de Marcos”. 

 

Y es que la clave reside en eso, en encontrar aquellas necesidades que de una forma u otra, den de lleno en nuestras emociones. 

Un aspecto del Marketing emocional  son las diferentes vertientes en las que deriva. Y es que cada día está más presente el hecho de la fidelización y el Marketing de relaciones. Serán precisamente los refuerzos emocionales positivos o negativos los que determinen en muchas ocasiones las relaciones que podamos tener con nuestros clientes:

El Marketing emocional no solo se encarga de atraer, si no que puede llegar a vender, satisfacer y fidelizar. 

Otro de los aspectos que se encuentra estrechamente con el Marketing emocional es el Marketing experiencial. Y es que son otras muchas las marcas que cada vez más centran sus esfuerzos y presupuestos de Marketing en ofrecer experiencias inolvidables a sus clientes.

“Actualmente la forma de llegar a un cliente no es a través de sus bolsillos, sino de sus emociones y sentimientos. Por qué de las experiencias positivas que se le ofrezcan no sólo dependerán las ventas del producto, si no también la lealtad que el consumidor tendrá hacia la marca.”

Y es precisamente aquí donde entra en juego el lo que se dio a conocer como el Marketing 2.0 y la influencia que comenzaron a tener las redes en Internet y la importancia de una comunicación bidireccional. Un aspecto que a día de hoy me atrevería a decir que es de los más importantes, ya que es de los que más influencia reporta.

Cómo podréis ver el Marketing emocional no tiene mucha más complicación. Y es que a veces lo sencillo, cómo puede ser en este caso nuestro lado más emocional, es lo que al final cuenta.

Share this...
Share on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

2 thoughts on “Marketing emocional: El poder de las emociones

  1. Muy interesane, muchas gracias. Al final, sin emoción no hay nada, y mucho menos marketing.

  2. ¡Muchas Gracias! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>