Inteligencia Emocional: El arte de liderar nuestras emociones.

 También puedes leer este post en inglés / You can also read this post in English 

 

Queramos admitirlo o no, los sentimientos son algo que influyen en nuestra forma de pensar, y consecuentemente en nuestra conducta y nuestras decisiones.
Saber manejar nuestras emociones es un factor clave en la inteligencia emocional. No es lo mismo que controlar nuestras emociones, no se trata de restringir unas u otras o diferenciar entre las que son buenas y malas, si no de poder aprovechar todas y cada una de ellas combinando así nuestras partes más racionales e irracionales de forma conjunta.

Como nos cuenta Daniel Goleman, psicólogo estadounidense y autor de “Inteligencia emocional”, ésta es la capacidad de reconocer nuestros propios sentimientos, los sentimientos de los demás, motivarnos y manejar adecuadamente las relaciones que sostenemos con los demás y con nosotros mismos.

La inteligencia emocional no es solo importante en lo que se refiere a cómo influyen las emociones en nuestra conducta y en nuestras decisiones, sino también en la importancia que adquiere en cuanto al potencial que podemos alcanzar identificando y aprovechando todo lo que tenemos dentro y aún desconocemos. Es decir, tal y como nos definen Salovery y Mayer, la inteligencia emocional es la capacidad de controlar y regular los sentimientos de uno mismo y de los demás y utilizarlos como guía del pensamiento y la acción.

“Cada emoción tiene un impulso hacia la acción, manejar esos impulsos resulta básico para la Inteligencia emocional”

Cada persona tiene un potencial que en algunos casos está desarrollado y en otros oculto. Este potencial es la clave para hacernos personas motivadas.

“La diferencia entre lo que hacemos y lo que seríamos capaces de hacer bastaría para resolver la mayor parte de los problemas del mundo”

 Gandhi

La inteligencia emocional es algo cada vez más importante, ya no solo por lo que respecta a nosotros si no por todo lo que nos rodea. En el Marketing hablamos de marcas, pero nos olvidamos que tras esas marcas hay personas a las que nos dirigimos, y sobre todo que esas marcas no son algo tan intangible como creemos, si no que cada día son más las que se encuentran dotadas de una personalidad y de unos valores.

“Al final todo se reduce a algo tan sencillo como son las relaciones humanas”

Tanto en el Marketing, como en lo que respecta a nosotros mismos y a cualquier otro aspecto de nuestra vida hemos de tener claros varios aspectos como son:

  • Conocerse a uno mismo
  • Ser consciente de sí mismo
  • Centrarnos en lo que estamos haciendo
  • Buscar nuevos retos
  • Establecer vínculos personales
  • Aprender a poner las cosas en su lugar
  • Disfrutar de todo lo que hacemos
  • Potenciar nuestra parte más creativa

Y como no podía ser menos, no podemos referirnos a inteligencia emocional sin al menos mencionar la programación Neurolinguistica y la forma en que ésta estudia nuestros patrones mentales, nuestra forma de pensar y de actuar.

Los 7 puntos bases de la PNL son:

  1. Toda comunicación es redundante: comunicamos con todo, no solo con lo que decimos si no con  lo que hacemos o expresamos corporalmente.
  2. El significado de tu comunicación es la respuesta que obtienes: tu forma de comunicarte provocará una reacción en los demás.
  3. La gente responde al mapa de su realidad, no a la realidad misma
  4. La gente selecciona la mejor opción que tiene en cada momento
  5. Las personas tenemos todos los recursos que necesitamos en cada momento
  6. No existe error o fracaso, solo retroalimentación.
  7. Todo síntoma es una comunicación.

Como decía Walter Michel:

“Lo que necesitamos en nuestras pruebas no es la fuerza de la voluntad, si no el autocontrol. Nosotros no podemos controlar nuestro mundo, pero sí podemos controlar cómo pensamos y nos comportamos acerca del mismo”.

Y es que lo que más me gusta de la inteligencia emocional es que pertenece a lo que se denomina “Lateral thinking” o pensamiento lateral. Definida como un ‘método de pensamiento que puede ser empleado como na técnica para la resolución de  problemas de manera creativa’.

De hecho, pienso que el Marketing del futuro, por no decir que es prácticamente ya lo que se está llevando a cabo, es la persecución y realización de un marketing mucho más creativo, innovador, y lateral. 

Donde las emociones y las experiencias no pasan desapercibidas, donde no solo se busca captar la atención de los consumidores, si no de conseguir hacernos un hueco en su mente con nuestras acciones, de conseguir lo que se denomina un autentico posicionamiento emocional. 

Hay una frase que dice que si nosotros disfrutamos con lo que hacemos, el resto disfrutará con nosotros. Pues he de decir que como marketera y apasionada por el marketing no solo me la creo, si no que es lo que intento, disfrutar al máximo de lo que más me gusta. Y quien sabe, si no se me da tan mal, igual el resto disfruten conmigo. 🙂

One thought on “Inteligencia Emocional: El arte de liderar nuestras emociones.

  1. Muy interesante. Y yo me pregunto, ¿tienen las empresas inteligencia emocional? ¿En sus investigaciones miden ese nivel de inteligencia emocional? Si no existe, se tendría que crear un índice de inteligencia emocional para la empresas, se podría llamar: IIEE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>