¡Marketing Viral para conquistar al mundo entero!

Canciones, vídeos, imágenes, etc. La mayoría de las veces, por no decir todas ellas, se tratan de archivos multimedia que dan la vuelta al mundo en tiempo récord. Lo interesante de todo esto es que es el poder del Social Media, de la Web 2.0 y de nosotros mismos, lo que lo hace posible.

El Marketing me apasiona, y aunque de eso no cabe duda, es agradable cuando no soy yo quien va a mostrar algo relacionado con el Marketing a mis amigos, si no que son ellos los que vienen a mostrarme algo a mí. ¡Cualquier spot que les llama la atención, alguna acción de marketing que han visto, incluso cualquier noticia que les pueda parecer interesante es válida!. Cómo ya sabéis me gusta hablar de Marketing y más si se tratan de ejemplos que a todos nos llaman o nos han llamado la atención. Dicho esto,

¡Hablemos sobre Marketing viral! 

El viral que está conquistando al mundo entero; “Set Yourself Free”, es un spot publicitario realizado por Henry Inglis y Aaron McCann para Learn Life Foundation of Western Australia. 

Antes de seguir leyendo os recomiendo que lo veaís; Y es que por mucho que esta campaña pretenda cambiar una conducta de la sociedad, el mensaje ha sido transmitido de una forma tan brusca y repentina que otra cosa no sé, pero impactar nos ha impactado a todos. Quizá haya sido eso lo que ha conseguido convertir este spot en el viral más visto de estos últimos días.

El marketing viral hace referencia a las técnicas de marketing que utilizan las empresas para generar una propagación del mensaje cómo si de un virus se tratase. Se dice que es cómo el boca boca mediante medios electrónicos. Una técnica que, sin dudarlo, explota las redes sociales para conseguir rápidamente un mayor alcance. 

Muchas veces me da por pensar que posiblemente sean muchos los casos en los que las empresas consigan mucha más viralidad sin haberse propuesto hacer marketing viral que en el caso de que si se lo propusieran.

Incido en repetidas ocasiones en que nuestro comportamiento es tan irracional que ni nosotros mismos sabríamos describir como nos comportaríamos. Sin embargo, al ser precisamente nosotros los generadores directos de este Marketing viral del que hablamos, vamos dejando inconscientemente pistas a las empresas de cómo nos comportamos social y conductualmente hablando. 

Cuando compartimos un vídeo en Facebook, cuando retuiteamos un tweet o escribimos un post en un blog estamos haciendo marketingo viral. Y no somos empresas, ni tenemos ningún propósito de expandir ningún mensaje a un gran número de personas; simplemente lo hacemos porque queremos, porque nos gusta compartir lo que nos parece interesante, divertido, o simplemente lo que hemos visto y nos ha gustado.

Estas pequeñas acciones que desarrollamos de forma inconsciente logran que se hable de la marca, acelera el proceso de difusión de sus campañas y/o mensajes publicitarios, aumenta su visibilidad, repercuten en la reputación e imagen de la marca y generan una fuerte interacción con los usuarios. 

Sin embargo, se trata de un arma de doble filo. Y es que a pesar de ser una técnica de marketing con un coste realmente bajo, su rápida propagación puede resultar tan beneficiosa como perjudicial para la marca; sobre todo por la dificultad que supone intentar frenar un mensaje que se ha hecho viral.

Cómo ya definió Philip Kotler en su día:

 “El sistema de boca a boca puede propagar la imagen de la empresa (favorable o desfavorablemente) mucho más rápido que una campaña publicitaria”.

Por último, y haciendo referencia al spot protagonista de este post, me gustaría dar unas pinceladas sobre lo que es y sobreentiende muchas veces por Publicidad Persuasiva.  
La publicidad persuasiva esta dotada de un carácter informativo y argumentativo que tiene como finalidad convencer al receptor a través de una argumentación racional. Busca generar un cambio en su conducta (cómo sería en el caso de este spot o en los que se llevan a cabo en las campañas de tráfico) de forma que suele estar dotada de la realidad necesaria para conseguir transmitir un mensaje lo suficientemente impactante cómo para conseguir dicho cambio en la conducta de la sociedad.

Sin embargo, la publicidad persuasiva en otras ocasiones lo que intenta es acelerar el proceso de consumo influenciando así en el proceso de compra del producto. Intenta CONVENCER, pero no MANIPULAR; A pesar de que la mayoría de la sociedad es ésta última la que tiene en mente cuando escucha eso que se denomina: Publicidad persuasiva.

Sin embargo no olvidemos la primera referencia que hemos hecho, sobre todo porque existen diversos tipos de persuasión que consiguen en su mayor o menor medida el fin último de la campaña, ya sea racional o emocionalmente hablando. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>