¡No les importan las marcas, les importa la experiencia!

“El consumidor olvidará lo que le dijiste y lo que le hiciste, pero nunca olvidará cómo le hiciste sentir”

Todos conocemos esta “célebre” frase que nos sirve a los marketeros para introducirnos en temas cómo el que vengo a explicar a continuación. Es por esto mismo y por lo que ya he ido comentando en anteriores posts sobre el Marketing experiencial y el Marketing emocional la gran relevancia que están adquiriendo estos dos tipos de Marketing en la actualidad. Una tendencia que no solo comunica, si no que transmite, fideliza y rentabiliza.

Sin embargo, cada día veo cómo el marketing emocional se va quedando atrás en cuánto al marketing experiencial se refiere. Podemos sentirnos identificados con un mensaje, emocionarnos, incluso dejar que éste influya en nuestro comportamiento.El poder que tienen las emociones sobre nuestras decisiones es un reflejo tan irracional que ni siquiera el ser más racional de la tierra puede llegar a controlar del todo.

Pero las emociones vienen y van. Por mucha influencia que tenga el Marketing emocional y muy relacionados que éstos se encuentren, no es capaz de dejar la misma huella que consigue el marketing de experiencias.

Cómo seres humanos buscamos divertirnos, y si vemos algo que nos va a permitir disfrutar de una experiencia única, aunque sea una acción de Marketing, nos da igual que sea una marca u otra quien desarrolle dicha acción.

Sin embargo, las marcas buscan estar ahí, buscan ser ellas las portadoras de esa experiencia tan increíble que dejará huella en todos nosotros. Lo saben ellas, y lo sabemos nosotros.

“A las marcas no solo hay que verlas y escucharlas; también es necesario experimentarlas de forma única, auténtica y memorable”

José Cantero Gómez.

Desde 2007 ya se preveía que esta nueva fórmula revolucionaría el mundo del Marketing. 7 años después, y desde mi más sincera opinión, creo que aún le queda mucha guerra por dar.

Iniciativas, acciones diferentes, creativas, inesperadas e innovadoras que sorprenden e impactan tanto que no solo dejan esa huella de la que hablamos en los consumidores, si no que dan mucho de qué hablar, generando así buzz marketing entre los muchos beneficios que reporta el Marketing experiencial, para la marca, cómo para el cliente.

La viralidad de estas acciones y la web 2.0 consiguen que no solo se sorprendan y enamoren de ellas las personas que las experimentan; si no también todas aquellas que investigando por la web o interactuando en Social Media acaban descubriendo qué es eso de lo que todo el mundo habla.

Se me ocurren muchos ejemplos de Marketing experiencial que encajarían perfectamente con este post, sin embargo, los excepcionales me los guardo en la manga (prometo escribir pronto de algo que os dejará con la boca abierta). Sin embargo, los que os voy a poner a continuación son dos ejemplos de estos que comentaba que acabas descubriendo por internet:

El primero de ellos, es una acción de marketing que fue llevada a cabo en Reino Unido para promover a la marca Carte Noire Insinct. Gracias a la colaboración de la agencia digital Work Club, consiguieron transformar la ventana de una tienda en una increíble experiencia sensorial que combinaba  los sonidos y los efectos audivisuales que se iban proyectando a tiempo real en la pantalla, ofreciendo así, una experiencia única al público que se encontraba por la zona.

Lo divertido de estos casos, es que no hay una gran aglomeración de gente esperando a vivir la experiencia, si no que es la propia expectación lo que hace capta la atención y consigue que sean ellos los que se acerquen a vivir la experiencia.

El segundo se trata de una acción de Marketing que desarrolló McDonald’s en Perú el Día del Niño.

Sin embargo esta increíble acción no iba dirigida hacia los más peques de la casa, si no que iba dirigida a los adultos. Todos fuimos niños alguna vez, todo nos parecía enormemente grande, un mundo desconocido y enorme que nos fascinaba miráramos dónde miráramos. Con el fin de recrear aquellas sensaciones, McDonalds cambio su mobiliario por unos tamaño XXL que les hacía sentir esa sensación de grandeza a cualquier adulto que se acercaba a realizar su pedido. ¡Sin duda una experiencia única! 

Quizá estos dos ejemplos no sean de los más sorprendentes que conozcáis, sin embargo son tantísimos los que a día de hoy se han realizado, que lo divertido y sorprendente son todos los que se van creando y desarrollando.

Demostraciones en el punto de venta, acciones de Marketing BTL, lanzamientos de producto, conciertos, eventos, ferias, flagship stores,etc. ¡Son infinitas las maneras de hacer Marketing experiencial!

Y es que son tantos los beneficios que este tipo de Marketing genera que además de acercar al consumidor al punto de venta, añade valor al producto, mejora la imagen de marca y construye relaciones con sus clientes.

Para finalizar, os ánimo a que comentéis cuál es, o cuáles han sido los ejemplos o casos de Marketing experiencial que más os han sorprendido, o si se ha dado el caso..

¡Qué habéis experimentado! 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>