Un nuevo caso de Naming Right se instala en Londres

 También puedes leer este post en inglés / You can also read this post in English 

 

No es la primera vez que hacemos referencia a esta estrategia de marketing tradicional tan bien asentada a nivel europeo. Aunque sus orígenes son americanos, cada vez son más los casos de naming right que no solo marcan una gran etapa de las marcas patrocinadoras, si no en los lugares emblemáticos en los que se asientan.

El naming right, también conocido como “derecho de nombre”, es una técnica publicitaria a través de la cual una marca adquiere el derecho a renombrar un recinto, edificio o lugar especifico durante un determinado periodo de tiempo.

En atrévete con el marketing, en su día hablamos del caso de Vodafone Sol. Un caso de Naming right a través del cual la compañía telefónica de Vodafone se encargó de renombrar una de las estaciones de metro más transitadas de la capital. Aunque de esto hace ya varios años y el acuerdo financiero está llegando a su fin, hoy venimos a hablaros de otro caso mucho más reciente.

Aunque el naming right se trata de una herramienta de marketing innovadora, viral y no invasiva que genera una alta tasa de recuerdo, el naming right también genera una fuerte repercusión en la sociedad.

Y si no, que se lo digan a los londinenses. Que desde 2015 el emblemático London Eye ha pasado a ser “The Coca-Cola London Eye”.

Todos sabemos que como bien corresponde con la personalidad de marca de Coca-Cola, la compañía quiere formar parte de los momentos de felicidad. Y en Londres no iba a ser menos.

De hecho, desde que Coca-Cola llegó a Londres en 1900, esta icónica ciudad londinense ha jugado un papel crucial para  la marca. No solo en cuánto a la aparición del logo de la marca en la gran plaza de Picadillly Circus, sino también en los juegos olímpicos, y ahora, como patrocinador oficial de “The London Eye”.

Cómo bien dice Jon Woods, manager general de Coca-Cola UK e Irlanda;

“Patrocinar The London Eye, un icono de la ciudad de Londres que ya tiene su propia historia, nos ayudará a desempeñar un papel mayor en los próximos momentos de felicidad y celebración en la capital”

Sin embargo, The London Eye, también ha aprovechado su nuevo renombre para mejorar la oferta de entretenimiento que ofrece a su público.

Cómo bien describen en su página web; La noria Coca-Cola London Eye está céntricamente ubicada en el corazón de la capital, girando con elegancia sobre el río Támesis frente a las Casas del Parlamento y el Big Ben.

Con 135 metros, la Coca-Cola London Eye es la noria voladiza más alta del mundo, una proeza de diseño e ingeniería que se ha convertido en el moderno símbolo que representa a la capital y en un icono global. Ofrece espectaculares vistas de 360 grados de la capital y ha sido la atracción turística más visitada en la ciudad durante la última década.

20160102_153616

Una atracción dónde no solo disfrutarás de un viaje que te elevará y permitirá ver hasta 40 kilómetros de distancia si no que te permitirá disfrutar de su nueva experiencia 4D, una innovadora película con efectos especiales multisensoriales que te permitirá disfrutar de Londres desde una perspectiva diferente de forma gratuita con cada entrada.

Una experiencia que de aquí en adelante, los que la disfruten no solo la recordarán solamente como una atracción londinense. Una fuerte asociación con la marca también dejará huella en muchos de sus transeúntes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>