Encuentra tu marca personal: Sé la mejor versión de ti mismo

La mejor versión de uno mismo no se consigue de un día para otro; trabajar la marca personal requiere años de pasión y dedicación. 

Cuando nos fijamos un objetivo,ya sea profesional o personal, lo queremos alcanzar cuánto antes. Pero cómo ya sabéis, todo lo que merece la pena lleva su tiempo. Nos ocurre en los estudios, en el trabajo, en los deportes; siempre hay alguien mejor.

Si eras, o eres, una persona competitiva, estoy segura de que ya tienes en mente a alguien. Seguramente estés recordando a esa persona a la que siempre eligen, esa persona que lo hace todo bien; A la que siempre felicitan o recompensan por sus méritos. Esa persona que se proponga lo que se proponga, siempre lo consigue. Pues bien, deja de pensar en los demás, y comienza a pensar que esa persona también podrias ser TÚ. ¿Cómo conseguirlo? Dejando de pensar en los demás y comenzando a pensar un poco mas en ti mismo.

Mírate en el espejo y observa fijamente a esa persona que te está mirando. ESE es tu verdadero oponente. Esa es la persona por la que tienes que esforzarte en mejorar, esa persona es a la que tienes que superar.

Tu marca personal no es lo que te diferencia de los demás; Tu marca personal es lo que te hace único entre los demás.

Muchas veces cuando queremos lograr algo nos frustramos a mitad de camino por las comparaciones. Lo cierto es que no sabemos nada de la otra persona, solo queremos estar a su nivel cuando es bastante difícil tratar de llegar a la última página si ni siquiera haber abierto el libro. Y es que eso de querer saltarnos las páginas, por más que nos guastaria, no funciona. Si de verdad quieres lograr algo te va a tocar ir despacito y con buena letra. Poco a poco, así es como se avanza. 

Muchas veces tenemos que darnos la hostia para darnos cuenta de que los consejos que nos decían los demás eran ciertos. Vamos de sabios por el mundo sin tener en cuenta que la única sabiduría válida en todo este viaje es la que reporta la experiencia.

Hoy en dia, no es muy difícil caer en la confusión debido a la cantidad de recursos y fuentes que intentan ayudarnos. El coaching, los libros de autoayuda, los cursos, o incluso los blogs. Hoy en día, todo vale. La cuestión es, ¿tienes clara cúal es la meta?

A modo de conclusión vuelve a hacer un llamamiento a ese YO interior más competitivo que se encuentra dentro de ti. Si miras al de al lado, que solo sea como una fuente de motivación o de inspiración. Mantén tu plan firme, ten una meta, una visión.

Y no olvides que aunque requira su debido tiempo, el motor de tu progreso está, únicamente, en tí. 

Termina de conocerte a ti mismo, métete un chute de optimismo, “Sé la mejor versión de ti mismo”.  

Si yo no os he convencido, escuchad a Luis Galindo, él lo hará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.