El síndrome de ir buscando piedras por el camino

Con pasión y actitud todo se puede lograr. Cierto es que para llegar donde queramos, estos dos pilares son fundamentales, pero también lo es tener unos visión y unos valores acordes con ella. Un plan.

Empoderarse es conocerse y tomar las riendas de nuestras vidas. Nuestra marca personalse encuentra relacionada con este proceso vital. Forma parte de nuestra esencia, sernos fieles a nosotros mismos.

Bien es sabido que quien la sigue la consigue, pero igual que este mantra puede reportarnos beneficios, también puede atraer problemas innecesarios.  Es lo que un profesor que tuve bautizo como el síndrome de “buscar piedras por el camino”

Bastante complicado puede llegar a ser todo como para que nosotros mismos nos empeñemos en ir buscando piedras con las que tropezar y caer una y otra vez.

Recuerdo que la primera vez que me lo dijo no lo entendí. -“Deja de ponerte a la defensiva”, “observa y reacciona, pero no busques los problemas tu solita”.

Quizá sea cosa de practicar boxeo, o quizá no. Eso de interiorizar tanto ponerme en guardia acaba extrapolándose inconscientemente a otros aspectos de la vida.

Quizá por eso me costó tanto comprender la diferencia:

Ponernos en guardia está bien, es más, debemos ser y estar capacitados para racionar cuando un problema o ataque se nos venga encima. Sin embargo, estar a la defensiva implica ese estado de autodefensa en el que ni sientes ni padeces. Y ya puestos, ni piensas, ni reaccionas.

El problema no es que no lo ves. El problema es que crees que sí, pero no reaccionas porque estás más ocupado mirando a la piedra que tienes delante, que mirando hacia el horizonte y buscando más soluciones que problemas adjuntos.

Que compleja nuestra mente. Que complicado nos gusta hacerlo todo.

Volvamos a aquello de que quien la sigue la consigue. Porque cuando algo se quiere, se puede. Es más, se pierde cuando se duda. Asique si vas, ve con decisión. Y si te equivocas, que no te de miedo, equivócate con todo el equipo. Equivócate con estilo.

Es mas fácil subsanar un error firme que se ve con certeza y claridad a uno en el que como antes decíamos, ni ves, ni reaccionas. Y aprender de lo que suceda una vez realizado.

Y se puede. Créeme y créete que puedes lograrlo. Sigue caminando, mira a lo lejos y avanza con paso firme.

Piedras te vas a encontrar muchas a lo largo del camino, así que mira lejos y mira bien. Aprenderás a verlas y pasarlas, otras quizá no las veas, pero aprenderás a caer y levantarte. Es ley de vida.

Pero por favor, no vayas buscándolas. Al final, tarde o temprano acabamos encontrando lo que vamos buscando. Y será mejor pensar en todo lo bueno que está por llegar, e ir a por ello, que entretenerse por el camino con cada adversidad que nos encontremos.

Mente fría y corazón caliente, si no lo haces tú, nadie lo va a hacer por ti.

Puedes y te lo mereces.

Y que al final todo llega, antes o después, cueste más o menos. Quien quiere y lucha es capaz de todo lo que se proponga.

La clave está en entender el problema y aplicar una solución en lugar de regirse a lo que dice el protocolo cuando surge un problema.

No me refiero a automatizar un proceso, si no a vivir sin miedo.

A equivocarse si es lo que toca y a aprender de los errores. Una vez es aprendizaje, dos es decisión.

si a pesar de todo lo anterior te empeñas en seguir “buscando piedras por el camino” que sea ,cómo dice Rayden, para construir tu camino:

Existen seres humanos

Que están enamorados de la piedra,

De tanto tropezarse con ella.

Hay otros, que tras la caída,

Aprenden una valiosa lección

Y les sirve para seguir adelante.

Algunas, solo con ver la piedra,

Levantan muros de miedo a su alrededor

Para que nada malo les pase.

Y así, nada malo les ocurre.

Pero tampoco bueno:

Viven en una pompa o cárcel sin rejas

Llamada zona de confort.

Y yo….

Me he llenado mi mochila

Con las piedras que me han tirado

Con las que me he tropezado

Y con los muros que he derribado

Para construir y hacer mí camino.

Sé llevar el peso.

NIÑOS BURBUJA, PERTENECIENTE AL LIBRO “HERIDO DIARIO” DE DAVID MARTINEZ ALVAREZ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.